Para alcanzar positivos resultados en la gestión de una empresa es necesario tener claros qué métodos utilizar para alcanzar nuestro objetivo de administración.

Debemos elegir métodos de administración que nos permitan el mejor asesoramiento en cuanto a cómo dividir las actividades y que esto conlleve a una eficacia en los resultados, dividiendo de manera correcta las tareas y actividades de la empresa.

Para ello es necesario tener en claro las principales funciones de un buen administrador:

-Saber trabajar con personas, que estas se sientan libres y capaces de expresar sus opiniones y sugerencias, que exista un ambiente de confianza para lograr captar lo más rápido posible las tareas encomendadas.

-Es necesario tener una visión global de la organización, estar al tanto de lo que suceda dentro de ella y en su entorno, saber distinguir entre los elementos importantes y sus prioridades.

-Conocer las capacidades de cada uno, para asignar tareas y puedan desarrollarse de la mejor manera posible, hay trabajadores integrales capaces de funcionar en más de un área, como así también muy buenos trabajadores en una labor determinada.

-Dejar explícita la función de cada departamento y labores de cada integrante de la organización.

-Asesorar unidades y departamentos, para que constantemente implementen nuevos métodos dependiendo de la evolución y cambios de esta.

-Ser un verdadero Líder y con esto digo que se debe estimular y motivar al personal con el que trabajo, brindando estabilidad laboral y crecimiento personal.

-Alcanzar las metas establecidas y más que eso superarlas.

Y para concluir podemos decir que es importante entonces Planificar, Organizar, Dirigir y Controlar:

Planificar: Esto comienza con la visión que tendrá la persona que dirige a una organización, se debe fijar objetivos y estrategias, teniendo en cuenta las fortalezas y debilidades de la empresa, además de las oportunidades y amenazas.

Organizar: Definir quien realizará cada tarea, diseñando el organigrama, definiendo obligaciones y responsabilidades, cómo y cuándo se deben realizar las tareas asignadas, hablamos de coordinar y sincronizar.

Dirigir: Es la influencia que podemos ejercer a través del liderazgo sobre el personal con la finalidad de cumplir los objetivos estipulados.

Controlar: Acá vamos a medir el desempeño de lo ejecutado comparando con los objetivos y metas que fueron fijadas, se detectan las fallas y se deben tomar las medidas necesarias para corregir.